Respuesta Pública a Rafael Correa
 
 

En la última sabatina, usted dijo que detrás de las publicaciones del Diario El Universo contra funcionarios públicos “hay gente canalla, mala fe… iguanodontes malévolos, canallas, cobardes, que por odio hacen todas estas cosas”, acusándome de ser cómplice de Gustavo Cortez y amenazando con responder ya no sólo como Presidente,  sino como hombre.

Economista Correa: Sus insultos ya no insultan. Unas veces provocan lástima, otras asombro, aunque la mayoría de las veces, por lo absurdos, risa. Pero sus amenazas sí exponen a mi familia a agresiones y riesgos propios de sociedades descompuestas.

Usted me acusa de complicidad. Pero, ¿tiene alguna prueba de lo que afirma? Es obvio que no. Por tanto, de manera directa y sin rodeos, le digo que usted miente y al hacerlo, buscando intimidar y deshonrar, confirma su lamentable calidad humana. Creo que sus conflictos internos no lo dejan ni pensar ni razonar, lo que lo lleva a actuar sin cordura y a olvidar que usted dirige una Nación.

¿Un Presidente de  la República invitando a peleas callejeras? ¿Qué le pasa? Perdió usted la sensatez y todo atisbo de racionalidad?

Responder de hombre a hombre ha dicho. Já…. ¿Ya olvidó que cuando me tuvo frente a frente, a menos de 4 metros, al terminar la audiencia del caso El Universo, en la planta baja, ordenó a su seguridad agredirme? Si quería un enfrentamiento hombre a hombre, por qué entonces no lo hizo y se escondió tras su seguridad? Por fortuna para usted, su seguridad no le hizo ningún caso, y se lo llevó como se traslada a quien está desubicado.

Usted debería saber que si el “ciudadano” Rafael Correa miente o insulta, a mí me da igual. Total, es un sujeto que en lo personal me es insignificante y no me merece el más mínimo respeto. Sin embargo, quien el sábado se dedicó a insultar y a amenazar, totalmente descompuesto y utilizando recursos públicos, es Presidente de la República. Por ello esta respuesta, porque usted ha denigrado el cargo que ocupa.

Que Chuckyseven es un invento mío, una patraña, ha dicho usted. ¡Qué descaro! Sólo alguien que perdió toda vergüenza puede afirmar algo así. ¿Acaso no conoce el informe del perito del Consejo de la Judicatura, Ing. Enrique Ferruzola? ¿Por qué entonces miente con tanto cinismo? ¿Por qué niega la evidencia? El informe confirma que Paredes no hizo el fallo. Pero lo más importante: usted sabe que Paredes no hizo el fallo, tal como lo sabe el país entero y como lo sabe la comunidad internacional.

El informe confirma que la sentencia fue un fraude. ¿Hasta cuándo defiende esta corrupción? Estoy consciente de que usted jamás me perdonará haberle demostrado al país el mayor acto de corrupción judicial de los últimos años.

Sus amenazas como Presidente atentan también contra la garantía que me debe otorgar el Estado en el ejercicio de mi profesión y al hacerlo sitúa al Ecuador a las puertas de nuevas acciones internacionales.

Como usted carece de argumentos, seguramente me contestará diciendo que estoy buscando réditos políticos para ser candidato. Total ya afirmó lo mismo su amigo Gutemberg, buscando con ello tapar este caso que avergüenza al Ecuador. No tema, no estoy buscando una candidatura. Actúo porque pienso que hace rato Ecuador debió abrir los ojos y porque no puedo permanecer impasible ante tanto atropello.

Yo sé que usted sigue mis pasos y los de mí familia. Cuidado se equivoca. Cuidado.

Siga insultando y amenazando. Yo seguiré esperando, porque sepa usted que el Poder no es eterno y que los funcionarios públicos rinden cuentas toda la vida. Ya le llegará su turno.

Hasta tanto, alertaré de sus amenazas a la comunidad y organismos internacionales, entre ellos la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Joffre Campaña Mora.

C.I. 1802119204
 
 
 

Para mayor información contáctenos